Argumentos refutables (III)

Este es un típico argumento que todo vegano/vegetariano con una mínima vida social ha escuchado. Normalmente al llegar a este punto ya se han contestado a las anteriores cuestiones más típicas sobre las plantas (Argumentos refutables (II)) o sobre si sienten los animales no humanos, sobre el mal entendido omnivorismo e incluso sobre las cuestiones de predación de los leones africanos (Argumentos refutables (I)).

A mi parecer esta aseveración de la que ahora me encargaré de argumentar, no es otra cosa que una manera de excusar a su moral sientiéndose implicados en otra “causa justa” y así exculparse o sentirse menos mal por el hecho de colaborar en la explotación animal. Es decir, es una excusa para sentirse mejor, para salvaguardar su moral, para sentir que, pese a tus afirmaciones de indiscutible veracidad, ellos “también” hacen algo bueno por el mundo. Para que, como me han llegado a decir “no te sientas mejor persona que yo”.

Primero aclarar este último punto. Yo no me creo mejor que alguien no vegano. Simplemente considero que lo que yo hago es lo correcto, e igual que está en mi mano el hacer algo por lo animales no humanos esta en la mano de todos los que me dicen que no me crea mejor persona.

ARGUMENTO REFUTABLE 3: Hay cosas más importantes de las que preocuparse.

Este argumento lo primero que me suscita es un claro especismo. Al considerar que los animales no humanos están en un segundo o tercer plano de cosas de las que ocuparnos implica que merecen menos consideración que los miembros de la especie humana, es decir, que están por debajo de nosotros, moralmente hablando.

No negaré que, a parte del especismo, hay muchas más discriminaciones e injusticias de las que preocuparse y tomar partido. A saber: el hambre en el tercer mundo (problema más referenciado al decir “hay cosas más importantes de las que preocuparse”), el sexismo imperante en muchas sociedades, la explotación laboral (incluyendo la explotación infantil) y un largo, larguísimo por desgracia, etcétera.

Pero que existan unos problemas en el mundo no nos da derecho a despreocuparnos de otros. No es incompatible una lucha con otra. Se puede ser vegano y hacer activismo en el tercer mundo. Se puede ser vegano y no comprar productos que impliquen explotación. La cuestión es ir haciendo conforme se conoce y en la medida que está en nuestra mano hacer algo. A quien se expone qué es y en qué consiste el veganismo y los motivos para serlo no tiene ningún derecho a argumentar que hay otras cosas más importantes. Claro que hay otras cosas importantes, pero quien se vanagloria de haber apadrinado a un niño (ojo con este asunto y las ONG’s que se esconden detrás) no está en el derecho de obviar el problema de la explotación animal. El/ella también puede hacer algo. Que utilice como excusa lo del apadrinamiento no es más que un intento de salvaguardar su moral , de no quedar como una mala persona porque “él/ella también hace algo”.

Sinceramente, me parece un argumento, cuanto menos, absurdo.

“Quien quiere cambiar busca cómo. Quien no, busca excusas”

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: